Qualitätskontrolle bei Hermann Bock

La oferta de un alto nivel de calidad y la aplicación de técnicas de fabricación económicas son elementos inseparables en Bock. Para poder controlar y optimizar todos los aspectos de una cama geriátrica perfecta, desarrollamos y fabricamos nuestros productos en nuestro propio emplazamiento de Verl (Alemania), siguiendo un estricto sistema de gestión de la calidad que cuenta con las certificaciones TÜV e ISO. más >>

Innovationsschmiede Hermann Bock

En nuestro centro de desarrollo propio, reunimos competencias de los sectores de la técnica, la ciencia, la medicina y la asistencia. Conocemos los requisitos que debe cumplir una cama geriátrica óptima y siempre intentamos estar un paso por delante de los demás. Para que las camas geriátricas de bock no solo sean buenas para prestar asistencia, sino simplemente perfectas. más >>


Desde el somier hasta la cama geriátrica de alta tecnología

Más de noventa años de éxitos marcan la historia de la empresa Hermann Bock GmbH. Nueve décadas en las que siempre hemos destacado respecto al resto por las innovaciones presentadas. De hecho, gracias al gran número de desarrollos vanguardistas y soluciones patentadas que hemos ido lanzando durante todo este tiempo, hoy en día se nos considera pioneros en el sector de la asistencia. Ya a comienzos de los años 90 del siglo pasado comenzamos a especializarnos en la fabricación de somieres que garantizaran un reposo saludable. Al desarrollo y la fabricación de un somier con dos motores le siguió en 1983 la primera cama geriátrica eléctrica con altura regulable. Y, desde 1992, bock ofrece conceptos de equipamiento completos para la asistencia y ha logrado convertirse en un fabricante líder de camas terapéuticas para el tratamiento y la asistencia en Alemania.

Con nuestras ideas, nuestros amplios conocimientos y las técnicas de fabricación más modernas, logramos poner en práctica nuestros exigentes requisitos de alta calidad, seguridad óptima y máximo nivel de confort. Así, al incorporar innovaciones destinadas a estimular la salud en nuestras camas geriátricas, logramos mejorar la calidad de vida de los pacientes, pues aumentamos su bienestar. Dicho de otro modo, contribuimos a crear un sistema sanitario que funciona, ahora y en el futuro.